jueves, 23 de julio de 2015

LA LEY DE LA SIMILITUD EN HOMEOPATIA

LEY DE LA SEMEJANZA EN HOMEOPATIA


En la sección de homeopatía, hemos visto que es un sistema medico independiente y por qué la homeopatía lo es. Luego continuamos con los principios filosóficos de la homeopatía. ver aquí.  Ya enumeramos el principio de la energía vital en homeopatía, ver aquí. el día de hoy, nos dedicaremos al principio de la  ley de semejanza.

Este principio, enumerado en los parágrafos 34, 35, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, y 50 del organón de Hahanemann es muy importante para la construcción del concepto teórico  homeopático, y la explicación de como funcionaría. La ley de semejanza no es muy creíble desde la medicina basada en la evidencia, por que en primer lugar no existen muchos estudios científicos sobre la coexistencia de dos enfermedades y como unas afectan a las otras.  Ademas, la forma de entender la enfermedad en la época que se formularon los postulados de la ley de semejanza era diferente. Esto nos obliga a intentar describir ejemplos mas modernos para aclararla.

pero como descubrió este principio Hahneman?  se dice que cuando Hahnemann traducía un texto de materia médica de Cullen, que hablaba sobre las fiebres palúdicas y la quina, en el que al parecer se postulaba que las fiebres palúdicas eran curadas por el sabor amargo y astringente de la la quina, no lo creyó. Al contrario, había notado que al usar este medicamento, ocasionalmente se generaban efectos adversos que le parecieron similares a la enfermedad en sí. por lo que se decidió a estudiar en sí mismo que sucedía al tomar el medicamento estando sano. descubrió que la quina producía síntomas similares en el hombre sano a los producido por la fiebre palúdica. a partir de este hallazgo empezó a generar planteamientos muy importantes para la medicina homeopática.
 
el principio de la semejanza postula lo siguiente "cualquier sustancia que pueda producir una totalidad de síntomas en un ser humano sano puede curar esta totalidad de síntomas en un ser humano enfermo"

"Un clavo saca otro clavo"
" ladrón que roba ladrón..."
" dos soles no pueden brillar en el mismo horizonte..."
La ley de la semejanza no se da solamente en el campo de la homeopatía, en la medicina convencional existen herramientas terapéuticas que actúan desde la similitud. el ejemplo mas fácil de esto está en la vacunación, en la que se le dan al paciente agentes que producen la enfermedad como tal, pero atenuados,  o una parte de estos, para generar memoria inmunológica contra la enfermedad.

PRINCIPIOS DE SIMILITUD

Hahnemann postuló unos principios, para distinguir cual el es el tipo de similitud preciso de la homeopatía, por que existen varios.


existen dos tipos de enfermedades:
naturales: que surgen de manera natural, no provocadas por medicamentos ni tratamientos, generalmente  se refiere a estas como la enfermedad antigua o preexistente, o primera
artificiales: son las generadas por medicamentos, drogas, tratamientos o sustancias. A esta la llama generalmente la nueva, reciente o segunda.

Otro concepto importante de diferenciar es si las enfermedades coexistentes son SEMEJANTES O DESEMEJANTES.
las desemejantes son las que al manifestarse no muestran síntomas similares. que  no se parecen en sus síntomas. las semejantes son las que tienen síntomas parecidos




cuando tenemos dos enfermedades desemejantes, podemos encontrarnos con tres posibilidades derivadas de la coexistencia de las mismas:

1. que la antigua o primera es mas fuerte o igual de fuerte que la segunda o nueva (medicamento o enfermedad), sucede que la segunda o nueva no puede establecerse en el organismo, será rechazada. puede entenderse que habría una PROTECCIÓN del organismo frente a la segunda enfermedad. o que si se trata de un medicamento, este no podría ejercer su acción y la enfermedad preexistente permanecería inmodificada.

2.  la segunda enfermedad, nueva (o el medicamento) es mas fuerte que la antigua o preexistente. en este caso se suprimen temporalmente los síntomas generados por la enfermedad preexistente o antigua, pero al desaparecer la segunda o nueva, o al suspender el medicamento reaparece.
Podemos aventurarnos a dar como ejemplo la hipertensión y su manejo farmacológico. Los medicamentos alopáticos antihipertensivos controlan las cifras tensionales solo cuando se están usando. al ser suprimidos, la hipertensión generalmente reaparece.

3. las dos enfermedades, la antigua o preexistente y la nueva se suman y forman un complejo morboso o cada una ocupa un lugar diferente en el organismo.  si son dos enfermedades como tal pueden evolucionar y complicarse con el tiempo.
cuando hablamos de una enfermedad y un medicamento para su tratamiento, el medicamento podría estar adicionando nuevos síntomas y estados morbosos crónicos, que se pueden sumar a la enfermedad y agravar sus síntomas

Hahnemann postula que al encontrarse dos enfermedades desemejantes, en ningún caso una cura a la otra.
Aquí implícitamente esta hablando que una enfermedad cualquiera que produce una sintomatología determinada, se trata con un medicamento alopático que siempre genera sintomatología diferente, no puede ser curado en definitiva por este.

Cuando tenemos dos enfermedades SEMEJANTES. suceden varias cosas, las dos enfermedades:
- no pueden rechazarse la una a la otra.
- no pueden suspenderse mutuamente de manera que la mas antigua reaparezca después de la desaparición de la nueva.
- ni subsistir una al lado de la otra.
- ni formar un complejo de dos enfermedades.

cuando nos encontramos con dos enfermedades semejantes, surgen dos posibilidades

1.   la primera o antigua es mas fuerte o igual de fuerte que la segunda o nueva ( o medicamento). sucede que la segunda no puede establecerse en el organismo ni manifestarse y la primera sigue su curso. como ejemplo podríamos enumerar las vacunas.

2. la segunda o nueva enfermedad (o medicamento) es mas fuerte que la primera, preexistente o antigua. en este caso la segunda se establece, y aniquila y hace que desaparezca la primera.  en esta categoría encontramos la CURACION REAL generada por un medicamento homeopático.
es decir, que podemos entender que el medicamento homeopático, manifiesta síntomas similares a la enfermedad preexistente, que al ingresar al organismo tiene una mayor potencia que la enfermedad, y hace como una especie de máscara invisible que permite a la energía vital restablecer su adecuado funcionamiento y erradicar la enfermedad.